Newsflash

Bienvenido a la web del Secretariado Diocesano de Religiosidad Popular de la Dióceis de Albacete

Nuestra Pasión

El Tiempo

El Tiempo en Albacete



santuario hellin PDF Imprimir E-mail

SANTUARIO DE LA VIRGEN DEL ROSARIO
“Patrona de Hellín”


FRANCISCO J. GARCÍA NAVARRO

Horario de Misas:
Sábados ? 6 de la tarde
Primeros domingos de mes ? 10 de la mañana
   

1. LOCALIZACIÓN.-
 Al suroeste de la provincia de Albacete y cerca de la frontera con la vecina Región de Murcia se encuentra situada la ciudad de Hellín, localidad conocida por su tradicional Semana Santa y sus multitudinarias Tamboradas, sobre la cual se levanta en una de sus zonas más elevadas el Santuario de la Virgen del Rosario, el cual es considerado uno de los edificios más emblemáticos de la población.
  El Santuario se encuentra situado junto a los restos del antiguo castillo almohade de la ciudad, y en pleno casco histórico, estando el mismo asentado, en parte, sobre cimientos de obra medieval y en el lugar donde se erigía la antigua mezquita musulmana.
 En su larga historia, este conjunto religioso ha sufrido importantes reformas como resultado de guerras, terremotos y ampliaciones lo que ha dado lugar a la actual fisonomía del Santuario, en el que están presentes distintos estilos artísticos que a la vez se combinan con un gusto exquisito.
 Si importante es el valor histórico-artístico del Santuario, mayor aún es el simbolismo que este edificio guarda para los hellineros al venerarse en el mismo la imagen de la Patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario. Así lo venía a testimoniar un escrito publicado en una antigua publicación local donde se decía textualmente que El Rosario es el corazón de Hellín.

2. RESEÑA HISTÓRICA DEL SANTUARIO.-
 Los orígenes del culto a la Virgen del Rosario en Hellín se remontan a la época de la Reconquista (siglo XIII), cuando las tropas cristianas que circundaban estas tierras eran acompañadas por religiosos dominicos, los cuales en cada lugar reconquistado introducían la devoción hacía la Santísima Virgen a través del rezo del Santo Rosario. También de la época de la Reconquista procede la leyenda existente en torno a la Virgen del Rosario y que es tan común en tantas y tantas poblaciones en la que la  Virgen actúa como protectora de los cristianos frente a la invasión musulmana. Así, con la Reconquista la antigua mezquita musulmana situada junto al Castillo es convertida en templo cristiano naciendo así la primitiva Ermita del Rosario. 
 La trascendental visita del dominico San Vicente Ferrer, acontecida en Abril de 1411, también contribuyó al fortalecimiento del culto hacía  la Virgen del Rosario, ya que también el mismo predicó donde hoy se asienta nuestro Santuario.
 Las Relaciones Topográficas del rey Felipe II (1576) citan la existencia de la Ermita y de una cofradía bajo la titularidad de la Virgen del Rosario, cuyos primeros documentos escritos datan de 1564.
 Durante el siglo XVII es cuando comienzan a realizarse las primeras reformas en la primitiva Ermita, las cuales conocerían su plenitud en el siglo XVIII, cuando se levanta el magnífico Camarín con pinturas barrocas.
  Fue en el último tercio del siglo XIX cuando se llevan a cabo las obras de transformación del Santuario con la construcción de la fachada de estilo ecléctico y su emblemática torre, que hacen que este edificio tenga una personalidad propia. De estas tareas se hizo cargo el insigne arquitecto hellinero Justo Millán Espinosa.
 Durante la Guerra Civil el Santuario del Rosario fue tomado por el bando republicano (1937) siendo destrozada la mayor parte del importante patrimonio que el templo guardaba, lo que hizo necesario su restauración durante los años de la posguerra. Posteriormente se han venido realizando obras de embellecimiento y restauración que han continuado prácticamente hasta nuestros días.  Gracias a todas estas actuaciones que han tenido lugar a lo largo de todos estos años se ha conseguido que el Santuario del Rosario se haya convertido en la joya que es hoy.
 Entre el importante patrimonio con el que cuenta nuestro Santuario destacan el magnifico retablo del Altar Mayor realizado por el tallista hellinero D. Rafael Millán, el importante trono localizado en el Camarín decorado con azulejos sevillanos donde se asienta la imagen de la Patrona, diseñado por el escultor Fernández Andes, y los frescos que cubren toda la nave central que son obra de Francisco Fernández Reolid.
 También algunas de las imágenes que cada año desfilan en las procesiones de Semana Santa tienen su residencia habitual en el Santuario del Rosario, las cuales son obra de escultores de la talla de Federico Coullaut-Valera, José Fernández Andes o el hellinero José Zamorano.
 Un interesante Museo de rosarios y la Cripta del Santuario con un impresionante Cristo Yacente del escultor murciano José Noguera son otros de los lugares dignos de reseñar.
 Finalmente las vistas que pueden contemplarse desde la explanada que rodea al Santuario también son dignas de consideración ya desde ese privilegiado balcón podremos divisar un maravilloso paisaje que abarca parte de la ciudad, algo de la vega del río Mundo y las primeras estribaciones de la sierra del Segura.

3. LA IMAGEN DE LA VIRGEN DEL ROSARIO.-
 La imagen de la Patrona de Hellín, la Santísima Virgen del Rosario, que actualmente se venera data del año 1939 y se debe al insigne escultor sevillano Manuel José Rodríguez Fernández-Andes. Se trata de una talla de madera policromada de unos 130 centímetros de altura en la que aparece representada la Virgen María con Jesús sobre su brazo derecho y el Santo Rosario en su mano izquierda.
 Sustituye a la imagen original venerada desde el siglo XIV y destruida en 1937, durante la última guerra civil. De la antigua talla tan sólo se rescató la cabeza del Niño Jesús que ahora porta la actual imagen, la cual hizo posible que la imagen de la Patrona de Hellín pudiera verse posteriormente coronada de forma canónica al cumplir la talla con la antigüedad requerida para ello.
 El 31 de Mayo de 1955 fue celebrada la Coronación Canónica de la Virgen del Rosario en la que actuó como coronante el Arzobispo de Valencia, D. Marcelino Olaechea Loizaga, siendo testigos de la ceremonia más de 60.000 personas. 
 A pesar de considerarse Patrona desde antiguo, la Virgen del Rosario no recibió el nombramiento oficial como Patrona de Hellín hasta el año 1907. También la Virgen del Rosario fue nombrada Alcaldesa Honoraria de Hellín y desde 1948 es poseedora de la primera Medalla de oro de la ciudad.

4. FIESTAS EN HONOR A LA VIRGEN DEL ROSARIO.-
 Cada año, Hellín festeja a la Virgen del Rosario con la celebración de su tradicional Feria celebrada durante los últimos días del mes de Septiembre y coincidiendo su final con la fiesta de la Patrona, celebrada el primer domingo de octubre.  A  pesar de que la Iglesia celebra la fiesta la Virgen del Rosario el día 7 de Octubre, Hellín goza del privilegio de poderla celebrar el primer domingo de dicho mes debido a que la misma ya era celebrada por los hellineros antes de la institucionalización del 7 de octubre para la Iglesia universal.
 Durante los nueve días anteriores a la fiesta de la Virgen es celebrado un Novenario en su Santuario y en la mañana del primer domingo del octubre es celebrada una solemne función religiosa. Una vez finalizada ésta tiene lugar la tradicional procesión con la imagen de la Virgen del Rosario que recorre algunas de las principales calles de la ciudad finalizando de nuevo en su Santuario.
 También durante todo el mes de Mayo tienen lugar actividades religiosas en torno a la Virgen del Rosario, coincidiendo con el Aniversario de su Coronación Canónica. Las actividades centrales se inician el día 20 de mayo con el traslado de la Patrona a la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, lugar donde se celebra un Solemne Novenario en el que intervienen algunos de los colectivos más representativos de la ciudad. También, a partir del día 22 y hasta el 31, tienen lugar los tradicionales Rosarios de la Aurora recorriendo algunas de las calles más típicas de Hellín a partir de las 6,30 de la mañana.
 Una multitudinaria ofrenda de flores celebrada en la tarde del 30 de mayo y la solemne función religiosa celebrada en la mañana del día siguiente, después del Rosario de la Aurora, ponen fin a los actos religiosos. Por la tarde, la imagen de la Virgen del Rosario vuelve a su Santuario recorriendo el mismo itinerario por el que transcurrió el día de su Coronación.
 El día 2 de Febrero, Fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo y la Purificación de la Virgen, es celebrada la tradicional Fiesta de la Candelaria en la que en el Santuario de la Patrona tiene lugar una Misa en la que son presentados a la Virgen los niños bautizados durante el año anterior.
PARA VISITAR A LA VIRGEN DEL ROSARIO EN SU SANTUARIO NO ES NECESARIO CONOCER TODOS LOS DETALLES COMENTADOS A LO LARGO DE ESTE ESCRITO. SOLAMENTE HACE HALTA QUERER ENCONTRARSE CON MARÍA, PARA A TRAVÉS DE ELLA, ACERCARSE A DIOS.
Especialmente, si sientes el cansancio; si el triunfo te ha abandonado; si un error te ha lastimado; si una traición te ha herido; si una ilusión se ha apagado; si han ignorado tus esfuerzos; si la ingratitud ha sido tu paga; si la incomprensión ha cortado tu risa o el fracaso ha rondado tu vida, pasar ante la “MORENICA DEL ROSARIO” seguro te ayudará a VOLVER A EMPEZAR.
En caso contrario, y si es un momento de gozo el que disfrutas, compártelo también con ELLA. Seguro que así SABRÁS VALORAR LA VIDA MUCHO MÁS y darás gracias a Dios  por ello.  Solo una cosa más,  LA VIRGEN TE ESPERA.

 

Pratrocinadores

logo cope.jpg